SOLO POR 24 HRS. CLÁSICOS SELECCIONADOS HASTA 30%OFF | DESPACHO GRATIS SOBRE $35.000*
Promo Mes Aniversario

Marcados Con Tu Sello

SKU: 716314  |  ISBN: 9789562463195
Tan bajo como $5.000 Precio habitual $5.500 9%
En stock online
Ver disponibilidad en tienda
+
-

Marcados con tu sello Padre Rafael Fernández de A. Resumen Es una invitación a mantener vivo el fuego del Espíritu Santo. que el Señor ha infundido en el alma de toda creatura. El libro recoje la enseñanza de la Biblia. del Catecismo de la Iglesia Católica y la explicación del sacramento de la Confirmación. Padre Rafael Fernández de A. Lea una Página Marcados con el sello de Cristo Por medio de esta unción, quienes se confirman reciben "la marca" o el sello del Espíritu Santo. El sello, con el cual se marcaba un documento o, incluso una persona, es el símbolo de la misma persona que lo usa, es signo de su autoridad, de su propiedad sobre un objeto. De allí también que en la antigüedad, se marcaba a los soldados con el sello de su jefe y a los esclavos con el de su señor; el sello autentifica un acto jurídico o un documento. Cristo mismo se declara marcado con el sello de su Padre (cf Jn 6,27). El cristiano también está marcado con un sello: "Es Dios -afirma san Pablo- el que nos conforta juntamente con vosotros en Cristo y el que nos ungió, y el que nos marcó con su sello y nos dio como prenda el Espíritu en nuestros corazones" (2Col 1,22; cf Ef 1, 13; 4, 30). Este sello del Espíritu Santo, que marca la pertenencia total a Cristo, la puesta a su servicio para siempre , indica también la promesa de la protección divina en la prueba, pues señala nuestra pertenencia al Señor. Los efectos de la Confirmación La Confirmación, como el Bautismo, sólo se confiere una vez. La Confirmación, en efecto, imprime en el alma una marca espiritual indeleble, el "carácter". Este carácter es el signo de que Jesucristo ha marcado al cristiano con el sello de su Espíritu, revistiéndolo de la fuerza de lo alto para que sea su testigo (cf Lc 24, 48-49) El "carácter" perfecciona el sacerdocio común de los fieles, recibido en el Bautismo; y "el confirmado recibe el poder de confesar la fe de Cristo públicamente, y como en virtud de un cargo casi por oficio)". El efecto o fruto del sacramento de la Confirmación es la efusión plena del Espíritu Santo, como fe concedida en otro tiempo a los apóstoles el día de Pentecostés. · Por este hecho, la Confirmación confiere crecimiento y profundidad a la gracia bautismal: nos introduce más profundamente en la filiación divina que nos hace decir "Abbá, Padre". (Rm 8,15) · Nos une más firmemente a Cristo. · Aumenta en nosotros los dones del Espíritu Santo. · Hace más perfecta nuestra pertenencia a la Iglesia · Nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de la cruz. Reseña del Autor Sacerdote miembro del Instituto secular Padres de Schoenstatt, asesor de la Rama de Familias del movimiento, director de la Editorial y Fundación Patris. Contenidos Si vivimos según el Espíritu, obremos también según el Espíritu. En oración junto a María El viento y el fuego de Pentecostés Les imponían las manos El don del Espíritu Santo Los frutos del Espíritu La Confirmación El sacramento del espíritu Santo Un solo cuerpo por el Espíritu que habita en nosotros Himno de Pentecostés Secuencia de Pentecostés Bebiendo de la fuente Envía tu Espíritu Elegidos Enviados Unidos al Maestro Testimonio La Iglesia nos enseña La Confirmación en la economía de la salvación La celebración de la Confirmación Significados de los símbolos del rito de la Confirmación Marcados con el sello de Cristo Los efectos de la Confirmación.